Ya no hay marcha atrás: el plástico de un solo uso está llegando a su fin. Así lo reflejan las nuevas regulaciones gubernamentales que pretenden luchar contra el cambio climático e impulsar el uso de materiales más sostenibles, como el cartón. Un material que presenta unas propiedades cada vez más competitivas para suplir el plástico, gracias al desarrollo constante de nuevos componentes.

Frente a este paradigma, también hay que tener en cuenta el avance de la tecnología inteligente para los envases, ya que puede aportar numerosos beneficios para las marcas: control, autenticidad y experiencia de compra.

En el nuevo informe «Packaging Trends 2022» de Alzamora Group, nuestro equipo de expertos ha compartido su visión de mercado sobre el sector del packaging, además de los consejos para saber cómo aplicar todas estas tendencias con éxito.

A continuación, podrás leer un resumen de todo lo que descubrirás en el informe.

El futuro del packaging en 2022

Las tendencias de packaging que hemos detectado para los próximos meses se resumen en 7 grandes tendencias:

1. El adiós definitivo al plástico

El número de empresas que apuestan por envases alternativos al plástico sigue en auge. Una transición que avanzará con fuerza este 2022, debido a las nuevas regulaciones y sanciones impuestas por los gobiernos estatales en contra del plástico, como la nueva Ley de Envases y Residuos de Envases.

Una aceleración que no solamente estará ligada al cumplimento de la ley, sino también al cambio de mentalidad de los consumidores actuales, cada vez más respetuosos con el planeta.

En Alzamora Group lo conseguimos a través de nuestra línea de soluciones Green Packaging Planet, con las que ayudamos a nuestros clientes a disminuir el impacto de su huella de carbono.

2. Nuevas alternativas de materiales

El cartón es considerado el principal material ecológico por excelencia, debido a su alto porcentaje de reciclabilidad y biodegrabilidad. Constantemente surgen mejoras de este material para suplir el plástico, con el fin de lograr un envase más sostenible, manteniendo el mismo nivel de resistencia y protección.

Entre ellos, destacaríamos los efectos barrera, con efectos antigrasa, antihumedad… Algunos ejemplos son los PET+PP, aptos para hornear, el PE.GREEN, procedente del maíz, entre muchos más.

También existen materiales sostenibles que sustituyen los plastificados y ventanas de plástico, como es el acetato de celulosa o PLA, permitiendo así una óptima visualización del producto.

3. El auténtico valor de comunicar sostenibilidad

El envase es el primer impacto que recibimos de una marca. Por ello, es importante que el packaging refleje aquellos aspectos tan importantes del consumidor actual en el lineal o momento de consumo, con el fin de conectar con él desde el primer segundo.

Para conseguirlo, las compañías buscan alinear el diseño de su packaging con un estilo de vida cada vez más emergente en la sociedad, preocupada por el bienestar, la salud y la práctica de deporte. Y, en efecto, por el medio ambiente.

4. Ganar transparencia y credibilidad

El packaging ya no solo protege, también comunica. Las marcas tienen la oportunidad de mostrar transparencia y confianza con su envase, así como transmitir su compromiso sostenible.

Un ejemplo de ello es el aumento del uso de logotipos ecológicos. Con ellos, los consumidores pueden interpretar fácilmente si se trata de un envase reciclable o biodegradable, o hasta incluso si el material proviene de bosques gestionados de forma responsable (FSC o PEFC).

5. El packaging como experiencia de marca

El auge de las ventas online ha potenciado uno de los principales valores del packaging. Crear un efecto un-boxing o, en otras palabras, impresionar al consumidor con tan solo recibir el pack, es lo que te hará crear una buena experiencia de marca. Una experiencia que también puedes mejorar alargando el ciclo de vida del producto.

6. El auge de los envases inteligentes

Según datos públicos, se prevé un crecimiento de envases inteligentes hasta el año 2026, sobre todo en productos farmacéuticos y cosméticos, seguidos de los de alimentación. El avance del Smart Packaging estará marcado por: la necesidad de tecnologías que aporten seguridad y preservación al producto, la demanda de transparencia en la cadena de suministro, la digitalización del consumidor y el desarrollo de técnicas de impresión.

7. Las fluctuaciones de la cadena de suministro

Durante el 2022 continuaremos viviendo un período de cambios e incertidumbres en el mercado de las materias primas, lo que provocará una subida de precios y dificultades de suministro, tal y como experimentamos a lo largo del año 2021.

Todo ello reafirmará la importancia de disponer de un proveedorágil, eficiente y de calidad, que ofrezca soluciones rápidas y estratégicas en cada momento.

¿Quieres saber cómo trabajamos todas estas tendencias en Alzamora Group? Contacta con nosotros y te enviaremos un enlace personalizado para descargarte el «Packaging Trends 2022» con toda la información completa. ¡Nuestro equipo de profesionales estará encantado de ayudarte!